George Adams (Sax).jpg

Fue un coloso del tenor, que se nos fue con 52 años en 1.992.  Se fogueó tocando con grupos de funk y de soul y acompaño nada menos que a Sam Cooke, en una gira en el año 1.961. Además del tenor manejaba la flauta y el clarinete bajo y cantaba de una forma muy singular, sobre todo los blues. ¡ Puro desgarro¡ Estuvo en las bandas de Roy Haynes, en los Messengers de Art Blakey y en la de Charlie Mingus. También en la orquesta de Gil Evans, participando entre otros en el célebre disco que dedicaron a la música de Jimi Hendrix. Fue en la banda de Mingus donde conoció al pianista Don Pullen y de donde salieron ambos para formar un cuarteto con Cameron Brown y Dannie Richmond, formación ha sido de las más estables de la historia del jazz. Con ese cuarteto lo vi en uno de los primeros festivales de jazz de Málaga, se celebró en el salón de actos del Ejido. Creo que también lo ví con la “Mingus Dinasty” en Granada, pero tendría que consultar archivos. Sabía combinar la fogosidad con un lirismo melódico que, obvio es, se manifestaba cuando las baladas atacaba. Su influencia mas notable fue la de Roland Kirk, (ver blog), Albert Ayler, Coltrane, y la de Sonny Rollins.  La trayectoria de Adams, su personalidad, su técnica y su feeling debieron merecer mas reconocimiento.  Tenía una visión muy positiva de su país, como se pone de manifiesto en su magnífica grabación “America”, en la que aborda clásicos de la música estadounidense, algunos de los cuales os propongo para su escucha.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.