Arno (cantante) - Wikipedia, la enciclopedia libre

Obvio es que la música anglosajona, en general, y norteamericana en particular ha penetrado más en nuestras vidas que la música europea.  Conocemos más y mejor a  cantantes ingleses y americanos que europeos.  Lo mismo se podría predicar de ciertas tradiciones que importamos y que se hacen nuestras, aunque no tengan en nuestro país ningún arraigo.  Viene esto a cuento de que me enteré de la existencia del cantante que hoy os propongo, justamente cuando dejó de existir y porque me habló de él mi hija Marta que vive en la Alsacia. A raíz de esa conversación me puse a indagar en su música y hoy decidí, sin ninguna razón especial, presentarlo en este blog.

Arno, era natural de Ostende de 1.949 y era una estrella de rock en su país y en Francia, país que suele apropiarse de los músicos belgas. Primero formó parte de un grupo TC Matic y desde los noventa emprendió su carrera en solitario. Cantaba en francés, flamenco e inglés. Su voz quebrada y su estilo recuerdan a Tom Waits, uno de los míos, y desde febrero de 2.020 andaba luchando contra un cáncer de páncreas.  Aún así, grabó por entonces el disco “Vivre” con el pianista francés Sofiane Pamart, que no pudo promocionar por la pandemia y  por una hospitalización que hubo de sufrir. Solía hablar de su salud en el escenario y de sus problemas con el alcohol, comentaba irónicamente cuando tuvo que retirarse de la bebida: “No he bebido durante tres meses, mi hígado estaba en huelga. Bueno y dos bares quebraron”, dijo en un concierto en febrero de 2.022, dos meses antes de morir. Su último trabajo se llama “Verité”, y en la canción que da nombre al álbum, dice “Ayer es el pasado, hoy es la verdad”. Sabía que estaba en los últimos días de su existencia.  

Publicaciones Similares

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.