Alrededor de la medianoche. Pannonica de Koenigswarter. Por Mariche Huertas  de la Cámara - Tomajazz 8.0

Nacida en  1.913  en Londres, en el seno de la familia Rothschild, una de las familias más ricas del mundo, si no la que mas.  En su familia, las mujeres ni pinchaban ni cortaban. Su misión tradicionalmente era ser sumisas, vivir bien y estar siempre guapas y elegantes. Viviendo en grandes mansiones, rodeada de criados, sin vida propia, esa fue la infancia de Nica. Cuando tenía 9 años su padre se suicidó víctima de una enfermedad mental. Las enfermedades mentales eran frecuentes en su familia como consecuencia de la endogamia frecuente que se propiciaban para mantener la riqueza.

Nica creció en Francia, y fue a Munich a estudiar. Abandonó Alemania en 1.933. Se casó en 1.935 con el barón francés de origen austriaco, Jules de Koenigswater. Durante la segunda guerra mundial escuchó a músicos norteamericanos en Paris que tocaban jazz, y en París tiuvo la oportunidad de escuchar a Coleman Hawkins, Dizzy Gillespie, Charlie Parker y Duke Ellington. Se implicó en la lucha contra los nazis, que expropiaron gran parte de su fortuna  y también el régimen de Vichy hizo lo propio, actuando como decodificadora de mensajes, locutora de radio y como conductora. Siguió a su marido a África Ecuatorial Francesa en el frente antinazi.

Su hermano Victor, mensajero personal de Winston Churchill en EEUU., recibió clases de piano de Teddy Wilson.  De la discoteca de su padre conocía y amaba el jazz y asistió en Inglaterra a conciertos de Benny Goodman.

Terminada la guerra volvió a París, mas tarde a África y a Noruega, y finalmente a Méjico. La sumisión que había vivido en el seno familiar, también la vivió en el seno de su matrimonio. Fue en Méjico, según cuenta, escuchando la suite de Ellington “Black, Brown and Beige”, cuando se dio cuenta de que tendría que entrar, de alguna manera, en el mundo del jazz. Desde Méjico buscaba cualquier excusa para viajar a Nueva York. En uno de esos viajes, Teddy Wilson le hizo escuchar “Round Midnight” de Thelonious Monk, y lo escuchó veinte veces seguidas. Desde entonces, se lanzó a la búsqueda del pianista.

Se separó de su marido en 1.951 y se trasladó a Nueva York instalándose en una suite del Hotel Stanhope, en el límite de Central Park. Su familia le desheredó. Nica iba a todos los clubes y su suite se convirtió en una especie de club donde acudían los músicos de jazz, la mayoría de raza negra, cuando en el hotel no se permitía la entrada a los afroamericanos salvo que fueran a trabajar, pero claro, era una Rothschild. Ayudó a muchos músicos, regaló un Cadillac a Art Blakey, de quien se cuenta que fue amante y al propio Blakey y a toda su banda smoking para sus actuaciones. Ayudó a Bud Powell, Charlie Parker, Horace Silver, Coleman Hawkins, Sonny Clark, de una u otra forma, en vida y en su muerte, sufragando sus entierros.

A través de una de sus mejores amigas, la pianista Mary Lou Williams, fue como conoció a quién venía persiguiendo: a Thelonious Monk, de quien se convirtió en su amiga, protectora, defensora, promotora etc. Monk le abrió los círculos del jazz y Nica se convirtió en la mecenas de muchos de ellos. Era frecuente verla, primero en su Rolls Royce y luego en su Bentley, con su abrigo de pieles, elegancia suma, con dos o tres músicos de raza negra, lo cual no estaba nada bien visto en los EEUU. en los que predominaba la discriminación racial, lo cual le llevó a tener serios problemas con la policía.

La muerte de Charlie Parker en la suite del Hotel Stanhope en 1.955 fue la gota que colmó el vaso para que la expulsaran del mismo. De allí se fue al Hotel Bolivar, de donde también fue expulsada, comprando una casa en Weehawken en Nueva Jersey.

Parece ser que la amistad con Monk quedó en eso, que no fue más allá de una profunda amistad. Otros dicen que sí y que junto con Nellie la segunda mujer del pianista formaban una especie de “menage a trois”.

Nica peleó a favor de Monk para que recuperara el carnet sindical que le permitiera tocar, tantas veces retirado por la policía por los problemas con la droga y sus acciones incomprensibles fruto de su enfermedad mental, estuvo a punto de ser condenada por asumir la posesión de marihuana en un control policial provocado por el pianista, asumiendo la culpa de éste, le compraba pianos, ropa, lo mantuvo, en resumidas cuentas porque los ingresos de Monk y los de Nellie, también frecuentemente enferma, no les permitían vivir dignamente.

Hay quien justifica la actitud de la baronesa con el pianista por la identificación que ella vería de la enfermedad mental de Monk con la de su padre. Pero la realidad es que sentía una pasión extraordinaria por el pianista y por su música. Recorrió medio EEUU,. tratando de curar a Monk de sus varias patologías, se enfrentó con Nellie a propósito de ello. Finalmente Monk se refugió en su casa de Nueva Jersey, que estaba poblada de gatos, cerca de trescientos. Monk la llamaba la “Cathouse”. Monk que había compuesto para la baronesa el famoso tema “Pannonica”, como antes para su mujeres “Crepuscule whit Nellie” y “Ruby my dear”, salió de esa casa para fallecer en el hospital en 1.982.

Nica, en sus últimos años, contribuyó a la supervivencia del Jazz Cultural Theatre del pianista Barry Harris, recientemente fallecido.

Tras superar un cáncer y una hepatitis en 1.984, la baronesa falleció en noviembre de 1.988, cuando iba a someterse a una operación de corazón que, en principio, no revestía gravedad. Tenía 74 años. En el servicio fúnebre en la Iglesia de San Pedro (Nueva York), la llamada Iglesia del Jazz, una banda dirigida por Barry Harris, tocó sus canciones favoritas, bailaban bailarinas de claqué.  Cumpliendo su voluntad sus cenizas fueron esparcidas en el rio Hudson, alrededor de la medianoche, mientras sonaba “Round Midnight”.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.